viernes, 31 de marzo de 2017

Marchamalo, Melero y los libros

¿Cómo ordenan sus bibliotecas los escritores famosos? ¿Cuáles son sus filias y sus fobias? Su literatura está reconocida, sí, pero ¿que fama les da su carácter? Estas y muchas más cuestiones nos desveló en su intervención el periodista y escritor Jesús Marchamalo con una simpatía y desparpajo que tan sólo puede competir con quien le acompañó esa tarde: el gran escritor aragonés José Luis Melero.

Ambos hicieron que el tiempo pasara tan rápido que quienes asistieron al encuentro de Zaragoza pensaron que el coloquio acababa de empezar cuando estaba terminando.







Jesús Marchamalo es para muchos el "inspector de bibliotecas" por su profundo y especial conocimiento de los escritores, su personalidad y también sus bibliotecas. 

Que le apasionan los libros quedo muy claro, al igual que a su amigo y contertulia, Melero, que llenaron la tarde de una competición de anécdotas, experiencias y confidencias vinculadas con escritores como Ferlosio, Javier Marías, Beatriz de Moura, los hermanos Machado, Antón Castro y muchos más.

Difícil destacar un momento pero, si hubiera que hacerlo, su experiencia como comisario de la exposición "Cortazar y los libros" donde se mostraban los libros que el escritor argentino leía, no los que escribía. Una exposición en la que, según Marchamalo, la riqueza estaba en las dedicatorias; en los pequeños tesoros, como entradas de cine, que se podían encontrar entre las páginas de algunos volúmenes; y en las notas escritas por el propio Julio Cortazar que utilizaba para discutir con los autores.

De su propia biblioteca, Marchamalo dijo que si tuviera que salir con un libro de su casa, se llevaría el de "Nuevas canciones" de Machado que firmó toda la edición para que no le piratearan.

Por su parte, Melero, si tuviera que elegir 3 o 4 libros que tratan sobre libros, elegiría el que, en su opinión, es el más bonito de Marchamalo "Tocar los libros" que habla de lo que cuesta elegir un libro, de cómo se olvidad, de todo lo que hemos leído, de cómo los libros colonizan todo, de cómo se ordenan los libros...

Marchamalo también habló de su participación en la televisión y de cómo disfrutaba con ese trabajo, pese a no gustarle la televisión porque, entre otras cosas, "convertirse en una celebridad es incómodo" y es un medio "demasiado agresivo, incluso con los invitados".

Una intensa sesión que el autor cerró regalando las "camisas" de su libro "Cortazar" por lo que, según contó, fue un invisible error en la edición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario