viernes, 15 de abril de 2016

Daroca, Cariñena y Zaragoza serán los lugares donde Alicia Giménez Bartlett se encontrará con sus lectores el próximo mes de mayo

Alicia Giménez Bartlett, creadora de la detective Petra Delicado, se encontrará con sus lectores el 3 de mayo, 18,00 hrs. en la Casa de la Cultura de Daroca, Casa de Cultura y a las 20,00 hrs. en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cariñena. Cerrará su participación el día 4 de mayo, a las 20,00 hrs. en Zaragoza, en el antiguo salón de plenos DPZ.

Alicia Giménez Bartlett nació en Almansa, Albacete, en 1951. Estudió Filología Española en la Universidad de Valencia, y se doctoró en Literatura Española en Barcelona; ciudad en la que reside desde 1975.

En 1981 publica un estudio sobre [Gonzalo] Torrente Ballester y el Ministerio de Cultura la beca para escribir un ensayo publicado con varios autores en 1987. Su primera novela, Exit, llega en 1984. En los años noventa crea el personaje de la inspectora Petra Delicado que se convertirá en protagonista de sus siguientes novelas y la lanzará a la fama.

Obtiene el premio Femenino Lumen en 1997 por la novela Una habitación ajena, en donde a través del relato de la vida de Virginia Woolf y su empleada del hogar, Nelly Boxal, apreciamos los paralelismos y diferencias de esas dos mujeres.

Debido al éxito de sus novelas negras, en 1999 se estrena en televisión una serie de 13 capítulos basada en las aventuras de Petra Delicado, con Ana Belén en el papel de Petra Delicado y Santiago Segura en el de Fermín Garzón, y se publica una nueva novela de la saga, Mensajeros de la oscuridad.

Fuera del género negro, retrata las dificultades de las relaciones de pareja en Días de amor y engaño a través de un grupo de españoles que trabajan en la construcción de una presa en México.

Con sus siguientes dos novelas vuelve a narrar los casos de Petra Delicado; Nido vacío y El silencio de los claustros.

En 2011 obtiene el LXVII Premio Nadal con la novela Donde nadie te encuentre, basada en la vida de un maqui real, Teresa Pla, también conocido comoFlorencio Pla, famoso por ser un maqui hermafrodita, detenido y encarcelado en los años sesenta.

Retoma a Petra Delicado en Nadie quiere saber y en Crímenes que no olvidaré, novela en la que nueve relatos detallan otros tantos casos investigados por la inspectora.


En 2015 obtiene múltiples galardones; el festival de novela criminal Barcelona Negra le otorga el Premio Carvalho «por haber renovado la novela policíaca española aportando una perspectiva femenina y feminista que ha sido pionera en este ámbito»; la Asociación de Librerías de Bizkaia el Farolillo de Papel; otro festival, el de novela policíaca de Madrid Getafe Negro, le entrega el premio José Luis Sampedro que le concede «por su amplio registro dentro y fuera del género de la novela negra» y el LXIV Premio Planeta con Hombres desnudos.

Benjamín Prado compartió con sus seguidores de Zaragoza, Illueca y Calatayud su admiración y respeto por Alberti y otros grandes de la cultura.



Rafael Alberti puede haber sido uno de los artífices de que hoy Benjamín Prado sea tan admirado y respetado. Del poeta aprendió mucho, tanto para la vida, como para su trayectoria literaria. Con él empezó a amar y respetar la poesía a la que ahora considera "imprescindible en el desarrollo de la sociedad" porque "cambia la percepción de las cosas"

De este gran maestro y de otros que le hicieron "lector y escritor" habló Benjamín Prado en los encuentros con sus lectores. En todos los planos de su vida tiene referentes a los que idolatra y de quienes, estén o no, recibe consejos.

Al hilo de su novela "Operación Gladio", ambientada en la transición española, el escritor destacó la importancia de la novela histórica y de la historia novelada y puso en valor a autores como Galdós, Balzac, Stendal, quienes, con sus obras, nos han ayudado a comprender la historia.

En el ámbito musical Prado es un gran admirador de Bob Dylan, hasta tal punto que afirmó "nunca he estado sólo porque existe Bob Dylan"



Para nuestro escritor, la cultura es imprescindible en cualquiera de sus formas, y también es resistente, puesto que ha sobrevivido a regímenes que, a lo largo de la historia, han tratado de suprimirla.

Entre las muchas frases que dejó para la reflexión, vamos a destacar una, a modo de resumen, que, seguramente será de gran ayuda "la opinión no consiste en decir lo que piensas, sino en pensar lo que dices"



Inteligente, sencillo, humilde y con gran sentido del humor, Benjamín Prado compartió estos y otros muchos aspectos de su vida profesional y personal con las personas que asistieron a los encuentros en Zaragoza, Illueca y Calatayud.

Y como el placer no está reñido con el trabajo, aprovechó la ocasión para visitar la zona y degustar los productos de la zona.