viernes, 18 de marzo de 2016

Benjamín Prado el 6 y 7 de abril en Zaragoza, Illueca y Calatayud.

Crédito foto: Joan Tomás
El escritor madrileño Benjamín Prado visitará la provincia el próximo mes de abril para participar en tres encuentros del ciclo "Conversaciones con el autor" en Zaragoza, Illueca y Calatayud.

Benjamín Prado, novelista, ensayista y poeta, ha recibido diversos premios, entre los que se encuentran el Hiperión 1995 por Cobijo contra la tormenta, el Premio Andalucía de Novela 1999 por No sólo el fuego Premio de Ensayo y Humanidades José Ortega y Gasset 2001 por Los nombres de Antígona, también en 2001 el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Melilla y el Generación del 27 en 2005 por Marea Humana.

Ha publicado las novelas Raro (1995), Nunca le des la mano a un pistolero zurdo (1996), Dónde crees que vas y quién te crees que eres (1996), Alguien se acerca (1998), No sólo el fuego (1999), La nieve está vacía (2000), Mala gente que camina (2006) y Operación Gladio (2011), y el libro de relatos Jamás saldré vivo de este mundo (2003). También es autor de los ensayos Siete maneras de decir manzana (2000) Los nombres de Antígona (2001), A la sombra del ángel (trece años con Alberti) (2002) y Romper una canción (2010). Su obra poética está reunida en los volúmenes Ecuador (poesía 1986-2001), Iceberg ambos aparecidos en 2002 y Marea humana (2006). 

Qué escondes en la mano (2014) es su último trabajo. Un conjunto de siete relatos originales y sorprendentes.

Benjamín Prado estará acompañado en estos encuentros por el coordinador del ciclo, Ramón Acín y el cineasta, fotógrafo y poeta Josian Pastor autor de obras como Cien sonetos robados al destino.

Como antesala del encuentro, dejamos a los lectores el poema "El soñador" incluido en Marea Humana.

EL SOÑADOR

Una noche soñé que era Pablo Neruda.

Estaba en una playa
y oí en mi corazón segundos rojos,
vi en el cuarzo una suma de erizos y tormentas,
vi en la gaviota un cruce del vértigo y la nieve.
Todo era tan real.

Un clavel era el ojo de quien mira un incendio.
La escarcha era una lluvia de cúpulas deshechas.
Los destellos del oro,
avispas que volaban en torno a su panal.

Yo fui Pablo Neruda,
compré diamantes en las fruterías,
domaba diccionarios con un látigo verde
y cavé un túnel que iba del pan a las banderas.

Tú venías a mí
como septiembre acude a las manzanas.

Cuando me desperté,
la sombra de los árboles
le ponía a la luz sus negras herraduras.

Cuando me desperté
no quedaban ni viento ni banderas
y te había perdido.

A veces es tan triste no ser Pablo Neruda
y que la noche sea nada más que noche
y el día, sólo el día.




Miércoles 6 de abril, 20,00 horas, Antiguo Salón de Plenos de DPZ
Jueves 7 de abril, 18,00 horas, Biblioteca Municipal de Illueca
Jueves 7 de abril, 20,00 horas, Salón de Plenos del Ayuntamiento de Calatayud.

jueves, 17 de marzo de 2016

El Catedrático Luis Mateo Díez acercó ayer a sus lectores zaragozanos hasta sus mundos inventados




El Catedrático de la RAE Luis Mateo Díez compartió ayer con sus lectores de Villanueva y Zargoza, sus recuerdos de una infancia marcada por "los libros requisados de las escuelas republicanas", almacenados en el desván, a los que él define como "libros cautivos" y su amor por los clásicos inculcado por su padre.

Simpático y con un humor inteligente, Luis Mateo Díez habló de sus personajes, como si existieran realmente y reconociendo la riqueza y vida interior de cada uno de ellos. Personajes que habitan en territorios inventados como la comarca de Celama, la provincia de sombra y sus numerosas ciudades.

También en el encuentro de ayer en Zaragoza anunció que en su próxima novela saldrán todas las ciudades de sombra y sus complejos personajes.





viernes, 4 de marzo de 2016

El 16 de marzo el Académico Luis Mateo Díez participará en el ciclo en Villanueva de Gállego y Zaragoza

El primero de los tres Académicos de la RAE que participan en el ciclo, Luis Mateo Díez, llegará a Zaragoza el miércoles 16 de marzo.

Luis Mateo Díez Nace en Villablino (León), en 1942. En la década de los sesenta forma parte del grupo de poetas leoneses que funda la revista “Claraboya”. Tras publicar en 1972 su poemario “Señales de humo”, se centrará fundamentalmente en la narrativa, convirtiéndose en uno de los grandes narradores del país. Con su novela “La fuente de la edad”, que aparece en 1986, obtiene el Premio Nacional de la Crítica y el Premio Nacional de Narrativa en 1987. También ha publicado numerosos libros de relatos. Algunos de sus textos han sido llevados al cine, como “La ruina del cielo”, novela publicada en 1999, con la que volvió a recibir el Premio Nacional de Narrativa en 2000. 

Se dice de él que "es dueño de uno de los universos más personales de la narrativa española contemporánea".

Desde 2001 ocupa el Sillon I de la Real Academia Española.

El autor se encontrará con sus lectores a las 18,00 horas en la Biblioteca Municipal de Villanueva de Gállego, y a las 20,00 horas en el antiguo Salón de Plenos de Diputación Provincial de Zaragoza.


miércoles, 2 de marzo de 2016

Una tarde llena de palabras y reflexiones con Juan Cruz en el primer encuentro del ciclo en Zaragoza.




Muchas frases y anécdotas para recordar dejó ayer Juan Cruz en el encuentro con sus lectores en Zaragoza.

El autor compartió con el público su experiencia de vida. Desde su infancia silenciosa, consecuencia del asma que le mantuvo sin hablar nueve años y que hizo que la radio fuera su conexión con el mundo, haciendo de él un "niño cosmopolita"; pasando por su precoz estreno como periodista que le llevó a entrevistar a Julio Caro Baroja a los 16 años; hasta su reflexión sobre las malas praxis del periodismo actual en el que, en su opinión, no se contrasta la información.

Cruz, que adora su profesión, dejó claro que el buen periodista debe tener la capacidad para contrastar lo que sabe. Algo que, en este momento y según él mismo, no es la pauta habitual: "hoy hablamos a borbotones aunque no estemos seguros de tener toda la información"




En cuanto al inmenso valor de la escritura y la lectura, reconoció que para él "escribir es una zona de reposo de la angustia" pero también el hecho de leer tiene un inmenso valor ya que "la persona que lee puede ser muchas personas a la vez y eso le da un bagaje que le ayuda a comprender mejor otras vidas e incluso la suya propia"

Juan Cruz se mostró ayer como un hombre que no olvida sus raíces, espontáneo, con las ideas muy claras, y al que disfrutó conversando con los asistentes.

Además de sus publiciaciones, se puede seguir a Juan Cruz en su blog Mira que te lo tengo dicho en el que escribe desde 2006.

Hoy los encuentros con el autor continúan a las 18:00 horas en La Almunia y a las 20,00 horas en La Muela.